Sobre “Carencia”

“Hay una sed de decir que habita en los poemas de Denise Griffith, en este libro que sentencia que ha llegado la hora de la poda de sentimientos. Decimos para no escuchar porque el silencio es parte de la carencia que nos duele. Hay una voz que se transforma en poesía, que quiere escribir antes que hablar porque a veces los dedos funcionan mejor que la garganta o la laringe o la faringe. Da miedo toser sobre el silencio, pero estos poemas irrumpen con un yo que lucha constantemente por definirse, un yo conformado de fragmentos de otredad para reivindicarse en otro yo.Cuando leo este libro doy cuenta de una carencia materializada en diferentes lugares y seres. Pienso en la huella que deja, en la profundidad y antes de alejarse deja una marca a veces imperceptible sobre la cual partiremos para construirnos, nuestra piedra fundante. La poesía de Denise nos recuerda que lo que sepultan sobre nosotros no nos define, no debe definirnos. Esa es la lucha constante en estos versos hacia el amor propio y su celebración. Hacia el final, Denise nos regala una imagen de destello, un anhelo hacia la libertad como los pétalos de un cerezo en flor que vuelan hacia el sol. Este poemario me deja la certeza de que cada vez que nos silencian nunca seremos presas/ nuestra voz se oirá como un estruendo.”,

Daniela Rosito. Gestora cultural en Leamos un libro.